París

parís

Vista Aérea de París

París es la ciudad más visitada del mundo, y una de las más caras.  Capital de la gastronomía y de la moda, del arte y del deporte, de la aristocracia y las clases bajas, en París, la ciudad del amor, se respira historia y belleza por los cuatro costados. Si quieres conocer los escenarios donde   estalló la Revolución Francesa o la Comuna de París; descubrir el secreto de la sonrisa de la Mona Lisa, o pasear por las calles del barrio más bohemio del mundo, no lo dudes: un viaje a París es algo que no te puedes perder.

parís

Vista aérea del río Sena

París es una ciudad con una historia vertiginosa que se remonta al siglo 3 aC , por lo que no es de sorprender que los monumentos de París sean tan numerosos, impresionantes, y variados en términos de período y estilo arquitectónico. Desde las ruinas de la época romana hasta monumentos a la Segunda Guerra Mundial, estos famosos sitios turísticos de París son claves esenciales para comprender el pasado rico y complicado de la ciudad. Pero, por desgracia, son tantos que se necesita más de una visita para poder disfrutar todo lo que hay que ver en París.

Por ello, para poder sacar el máximo partido a unas vacaciones en París cuya duración no sea muy larga, os presentamos a continuación los diez sitios imprescindibles que visitar en París, y los acompañamos de un consejo: nada más llegar, adquirir la París Museum Pass, que os librará de colas para comprar tickets en la mayoría de los monumentos. Los menores de 26 años residentes de la Unión Europea, por cierto, tienen entrada gratuita a todos ellos (salvo la Torre Eiffel)

Diez visitas obligadas en París

1. La Torre Eiffel

parís

Torre Eiffel

Más que cualquier otro lugar de interés en París, la Torre Eiffel se ha convertido en el sello emblemático de la capital parisina. La “Dama de Hierro” , que fue construida para la Exposición Universal de 1889 por Gustave Eiffel, fue muy impopular entre los parisinos, y por ende casi fue demolida, cuando se construyó, pero desde entonces la Torre Eiffel de París ha atraído ya a más de 220 millones de visitantes , por lo que sería difícil imaginar a París ahora sin ella. La Torre Eiffel corona el cielo de la noche de París con su luz festiva, ofreciendo un impresionante espectáculo luminoso a cada hora . ¿Cliché ? Quizá. Pero esencial.

2. La Catredal de Nôtre – Dame

parís

Catredal de Nôtre – Dame

Ningún viaje a París está completo sin una visita a esta maravilla de la arquitectura gótica. La Catedral de Notre Dame es una de las catedrales más singulares y bellas de Europa, gracias a sus espectaculares torres de aguja, sus grandilocuentes estatuas y, especialmente, esas maravillosas vidrieras que quitan el aliento. Sé testigo de primera mano del lugar que una vez fue el latido del corazón del París medieval , y que tomó más de 100 años de trabajos forzados en completarse, y no dejes de subir al campanario de la Torre Norte para poder ver las vistas panrámicas de París desde la misma perspectiva que el jorobado Quasimodo de la novela de Victor Hugo (o, si tienes niños o un espíritu joven, la película de Disney).

3. La Sainte Chapelle

parís

Sainte-Chapelle

No muy lejos de la Catedral de Notre Dame de París, en la Île de la Cité, se cierne otra cumbre de la arquitectura gótica la Sainte-Chapelle. Esta asombrosa capilla de cristal fue erigida en la mitad del siglo 13 por el rey Luis IX. La Sainte Chapelle cuenta con las vidrieras de la época, albergando un total de 15 paneles de vidrio y una gran ventana prominente, cuyos colores permanecen sorprendentemente vibrantes. Las pinturas murales y tallas elaboradas alrededor de ellas destacan aún más la impresionante belleza medieval de París.

4. El Panteón, la Sorbona y el Barrio latino

parís

Panteón

La Universidad de la Sorbona de París es el alma histórica del Barrio Latino. Fundada en 1257 por un pequeño grupo de estudiantes de teología, la Sorbona es una de las universidades más antiguas de Europa y ha ido creciendo en calidad y prestigio a lo largo de los siglos. Ha sido sede de innumerables grandes pensadores, entre ellos filósofos y escritores René Descartes, Jean-Paul Sartre o Simone de Beauvoir. Explora también las sinuosas callejuelas del Barrio Latino que se encuentra detrás de ella y, una vez allí, visita el Panteón, un mausoleo de estilo neoclásico de una belleza sin igual construido entre 1758 y 1790, donde muchas de las grandes mentes francesas están enterradas.

5. Plaza de la Concordia y St. Madeleine

parís

Puente Alejandro III

La Iglesia de St. Madeleine en París está situada entre la plaza de la Concordia y el Teatro de la Ópera. Su edificación se extendió de 1764 a 1842, y es famosa porque su aspecto de templo griego, sin cruz ni campanario, es muy atípico en el área de la arquitectura religiosa y una auténtica maravilla arquitectónica. Al salir de ella, podrá visitar también la Plaza de la Concordia, una de las plazas más representativas de París, en la que se encuentra el famoso Obelisco de Luxor, procedente del mismísimo Egipto. Desde allí, además, podrás caminar en dirección a los Campos Elíseos hasta el puente más bonito de París, el Puente de Alejandro III, majestuosa obra de ingeniería artística que cruza el Sena y famoso por su aparición en diversas películas famosoas de la historia del cine, como “Anastasia”, “Misión Imposible” o, más recientemente, “Medianoche en París” de Woody Allen.

6. Campos Elíseos y Arco del Triunfo

parís

Arco del Triunfo

El majestuoso Arco del Triunfo de París encargado por el emperador Napoleón I hace exactamente aquello para lo que vino al mundo: evocar el poder militar pura y triunfo. Construido en una época en que los líderes erigieron monumentos en su honor y del tamaño de sus egos, hermosas esculturas y relieves conmemoran los generales y los soldados de Napoleón. Visita el Arco de Triunfo para iniciar o culminar un paseo por la igualmente grandiosa avenida de los Campos Elíseos, famosa por albergar la residencia del Presidente de Francia y ser la sede de la meta del Tour de Francia cada año desde 1903.

7. Museos: Louvre, Orsay o Rodin

parís

Louvre

La mayoría de la gente que visita París piensa en el Louvre como un museo, pero el palacio en sí es valioso arquitectónicamente por sí mismo sin necesidad de ver las famosas obras dela Historia del Arte Universal que su interior alberga. El Louvre de París fue una fortaleza y palacio mucho antes de convertirse en un centro mundial para el arte, y es un testimonio de una rica historia que abarca desde la época medieval hasta el presente. Además, los jardines de las Tullerías adyacentes son perfectos para un paseo pre-o post-visita. Pero si eres de los que aman el arte, no sólo querrás disfrutar de al menos un día en el interior del Louvre para ver a la Mona Lisa, la Victoria de Samotracia o La Libertad Guiando al pueblo, sino que tu cuerpo pedirá más: no dudes en acudir al Musée D’Orsay, especializado en la época impresionista de los siglos XIX y XX (justo las épocas que no se cubren en el Louvre), o el Museo de Auguste Rodin si lo que te gusta es la escultura.

8. Cementerio de Pére Lachaise y Jardines de Luxemburgo

parís

Jardines de Luxemburgo

París cuenta dentro de sus muros con muchos de los cementerios más poéticas del mundo, pero el Cementerio de Père Lachaise los supera a todos sin lugar a dudas. Innumerables personajes famosos están enterrados aquí: Moliére, Oscar Wilde, Edith Piaf, o el más popular de todos, el cantante Jim Morrison, cuya tumba se mantiene constante vigilancia por los fans. En un día soleado, la escalada a la cima del cementerio y mirando hacia abajo en las criptas de lujoso diseño puede ser sorprendentemente alegre, pero si los camposantos no son lo tuyo y todo eso de las tumbas te da mala espina, puedes optar por pasear entonces por los Jardines de Luxemburgo, un hermoso y florido parque donde encontrarás una variedad de olores y colores inigualables que sin duda despertarán tus sentidos.

9. Montmartre

parís

Montmartre

Situado en una colina de 130 metros de altura a la que se puede acceder en metro o funicular, Montmartre es uno de los barrios más encantadores y peculiares de París. También conocido como el “barrio de los pintores”, sus pequeñas y empinadas callejuelas constituyen un entramado repleto de restaurantes y plazas abarrotadas de pintores que incluye desde los más antiguos y famosos cabaret del parís festivo de los años veinte (“Lapin Agile”, “Pigalle” y, por supuesto, el imprescindible “Moulin Rouge”) hasta los alrededores de la Basílica del Sagrado Corazón, uno de los lugares sagrados más importantes de París y sin duda de los más bellos.

parís

Moulin Rouge

10. Alrededores: Versalles y DisneyLand

parís

Versalles

Finalmente, otras visitas que no te puedes perder en París son dos de los lugares más visitados de Francia, y que se encuentran a unos 30km de la ciudad (ambos accesibles en tren): El Palacio de Versalles, majestuoso complejo arquitectónico que fue una pieza clave en la historia previa y posterior la Revolución Francesa, y cuyos Jardines de Versalles merecen ser visitados incluso si no da tiempo a ver el Palacio por dentro; y, por supuesto -si vas con niños-, el parque temático de DisneyLand París, donde podrás pasar un inolvidable día de diversión para toda la familia.

parís

DisneyLand París

Deja una respuesta

Captcha *