Oporto

oporto

Oporto es una ciudad pequeña llena de encanto y belleza, sinónimo de buena comida y gente amable, algo que no se encuentra en muchas ciudades europeas. Y es que quién va a Oporto, casi siempre termina volviendo… Porque Oporto, llena de carácter, personalidad y una acento inconfundible, ofrece a su visitantes todas las maravillas de la historia, el arte y la gastronomía de la tierra portuguesa.

oporto

Ayuntamiento de Oporto

Un buen punto de partida para conocer Oporto puede ser la Avenida de los Aliados. Situada en pleno centro de Oporto, esta calle está repleta de edificios modernistas entre los que se incluye el Ayuntamiento encumbrando la avenida con su gran construcción en mármol y granito. Andando por la avenida y dejando atrás el Ayuntamiento se llega hasta la Plaza de la Libertad, la plaza más importante de Oporto, en cuyo centro hay una estatua ecuestre del Rey Pedro IV. A la izquierda de esta plaza se encuentra la estación de trenes San Bento, uno de los grandes tesoros de la ciudad. Su hall decorado con más de 20.000 azulejos en los que se relata la historia de Portugal y que deja siempre al visitante impresionado.

oporto

Fachada de la Catedral Sé

Próxima a la estación está la Catedral Sé, junto a las murallas que antiguamente protegieron a la ciudad de Oporto. Es monumento nacional y uno de los que más alteraciones ha sufrido con el paso de los años. La mayor parte de la catedral es barroca, aunque la estructura de la fachada y el cuerpo de la iglesia son románicos, y el claustro y la capilla de San Juan Evangelista son de estilo gótico. Merece la pena visitar el claustro, del siglo XIV, decorado con azulejos que reflejan escenas religiosas.

oporto

Mercado de Bolhao

Desde allí puedes dirigirte a la rua Santa Catarina, peatonal, con tiendas y cafés, en donde no puedes perderte el Café Magestic, considerado uno de los más bonitos del mundo. La fachada, el interior y la atmósfera del mismo confirman el porqué de dicha buena fama. Sin salir de la zona se encuentra el mercado de Bolhão, el más popular de Oporto, donde venden flores, carne, pescado, fruta y muchos otros productos.

oporto

Escalera y Estanterías de la Librería Lello

Otro lugar imprescindible para visitar en Oporto es la Torre dos Clérigos. Es la torre más alta de Portugal, con 76 metros de altura y más de 200 escalones que debes subir si no te perder una de las vistas más privilegiadas de Oporto. Tras bajar los escalones, muy cerca de la iglesia se encuentra la Librería Lello & Irmão , gracias a sus estanterías de madera llenas de libros hasta el techo, su original y preciosa escalera de madera labrada y la impresionante vidriera del techo que proyecta luz natural.

oporto

Ponte de Dom Luis I

Uno de los barrios más animados y bonitos de Oporto es el de la Ribeira, a orillas del Duero. Deléitate paseando por los muelles hasta llegar al Ascensor Da Ribeira, ascensor panorámico gratuito que enlaza los muelles con la parte más alta de la ciudad ofreciendo vistas vistas al río y a Vila Nova de Gaia, con los barcos ravelos surcando las aguas. Desde aquí se puede continuar el paseo hasts Puente de Dom Luis I, el monumento más emblemático de Oporto, que podemos recorrer por cualquier de sus dos niveles asomándonos al Duero desde una posición privilegiada para obtener las mejores fotos de la ciudad. El propio puente, realizado por un discípulo de Eiffel, no tiene desperdicio y su impresionante sombra geométrica cubriendo las aguas del Duero es inolvidable.

oporto

Jardines y Palacio de Cristal

También es digno de ver en Oporto el Palacio de Cristal y sus jardines, con preciosos rincones y excelentes vistas a la ciudad y el río. Junto al Palacio de Cristal podemos visitar gratuitamente los fines de semana el Museo Romántico, un paseo histórico que nos acerca a la burguesía del siglo XIX en una finca que habitó Carlos Alberto, el Rey de Piamonte y Cerdeña.

oporto

Francesinha

En Oporto podemos disfrutar también de la fabulosa gastronomía portuguesa (siempre regada por alguno de los fantásticos vinos de la zona), famosa en todo el mundo por sus recetas de bacalao como el bacalhau au bras o el bacalhau espiritual… Pero, pescado aparte, no se puede abandonar Oporto sin haber probado una francesinha, plato típico de Oporto. Se trata de un bocadillo con pan de molde que incluye un filete, chorizo, jamón york, salchicha y queso todo cubierto por su famosa salsa. Finalmente, termina tu comida con un postre típico de Lisboa pero que se ha extendido a toda la gastronomía portuguesa: los Pasteles De Belhem.

Una Respuesta a “Oporto”
  1. Pilar 9 Marzo, 2015

Deja una respuesta

Captcha *