Oia

Oia

Oia, una ciudad de Grecia completamente pintoresca llena de ambientes agradables para disfrutarlos durante cualquier día de vacaciones y es que con todo y sus iglesias azulejas, las casas llenas de color blanco y toques de azul que se excavan en la roca, así como todas las villas conformadas sobre los acantilados, se hace sentir como un lugar especial para sentir la comodidad, en cualquier aspecto.

Oia

Además, cuenta con otros lugares auténticos para visitar y querer volver durante todas las temporadas en las que tengas días libres. Emprende un rumbo especial hacia Oia y marca el viaje de tus sueños, a partir de ahora.

Oia, es uno de los pueblos ubicados al borde de la costa y es que hace referencia en primera instancia a una copia relativamente pequeña de Fira. Los destaques de esta ciudad son innumerables y con la gran cantidad de edificios que se albergan entre sí, el turismo se podrá delimitar como un sentido auténtico para aprovechar, desde todas las expectativas posibles.

La grandeza de esta zona es lo que principalmente resalta, encontrándose atravesada a partir de una calle peatonal principal. Tienes múltiples lugares para aparcar tu automóvil si quieres recorrerla y esto te tiene pensativo.

Oia

Al ubicarte en cada punto que quieres recorrer de Oia, irás viendo la abundancia de tiendas de ropa, así como tiendas especialistas en artesanía, cafeterías y también bares, todo para que tus días de estancia dentro de esta ciudad griega, sean lo mejor y así quieras repetir la experiencia en cualquier momento.

Dentro de los inmensos atractivos que tienes a disposición en este punto europeo, verás las puestas de sol más fascinantes desde la mejor perspectiva de la isla, justo para disfrutarla de tus acompañantes más queridos, además de poder tomar las fotografías más románticas propias de este viaje de ensueño.

Oia

Aparte de la belleza visible de los paisajes de Oia, también tienes dentro de las expectativas para incluir en el itinerario de tus viajes, el visitar el museo marítimo, así como la roca de Oia y además las ruinas del lugar, apreciando de manera completa la fortaleza veneciana.

Por su parte, también puedes optar por bajar los 300 escalones que te dirigen al mar y al puerto de pequeña dimensión, donde lo mejor que harás es probar los espléndidos platos que lo caracterizan, en todos los aspectos, incluso si eres de los viajeros con muchas exigencias a tu paso.

Oia

Por si fuera poco, puedes visitar islas aledañas a Oia, tomando pequeños botes y dirigiéndote por ejemplo a la isla de Thirassia, lugar en el que la naturaleza se destaca con paisajes de lujo y un clima completamente agradable para compartir en familia o con amigos, durante tus ratos libres.

Pero, si lo que buscas es un turismo de aventura, se recomienda una excursión a Mykonos, sitio que se encuentra a 2 horas de Oia, pero que deja mucho a la imaginación si buscas soñar con la realidad.

Deja una respuesta

Captcha *