La Esfinge de Guiza

La Esfinge de Guiza

La monumental escultura, conocida como La Gran Esfinge de Guiza  es una maravilla más del Antiguo Egipto. Al lado del río Nilo, en la meseta de Guiza, en conjunto con las monumentales Pirámides  se alanza esta increíble estatua que data de la época más gloriosa del Imperio Antiguo.  Es una de las piezas fundamentales de la historia de Egipto, sobre ella muchas cosas que decir y muchos misterios aún sin resolver. Visitar Egipto y acercarse a la meseta de Guiza, debería ser obligatorio al menos una vez en la vida, es un destino que te hará volver siglos atrás, entre los faraones y las reinas de Egipto.La Esfinge de Guiza

La Esfinge de Guiza es uno de los monumentos más emblemáticos del mundo. Esculpida en la meseta de Guiza, se estima que data del siglo XXVI a. C. En el Antiguo Egipto las esfinges simbolizaban la fuerza y la sabiduría del rey.  Por su cercanía a las Pirámides de Guiza, algunos creen que forma parte del complejo funerario y representa el rostro de rey Kefrén, mientras otros creen que le pertenece a Keops. Los cierto es que los antiguos egipcios la denominaban Shesep-ankh, lo que significa “imagen viviente”. La Esfinge de Guiza posee cuerpo de león y cabeza humana, es un extraño ser híbrido, que nosotros conocemos con esfinge, es una de las obras más llamativas del arte egipcio.La Esfinge de Guiza

La figura del león al principio se asociaba a los jefes de las tribus, más tarde a los faraones. Los faraones eran los guardianes y los protectores del pueblo, los antiguos egipcios consideraban el león como un animal poderoso de carácter protector y por esta razón su figura fue asociada a los monarcas. La Esfinge de Guiza es una enorme estatua esculpida en un montículo de roca caliza, sus dimensiones son tremendas, pose 15 metros de longitud y casi 20 metros de altura, su rostro mide 5 metros de altura, durante una gran parte de su historia ha permanecido enterrado bajo las arenas del desierto.La Esfinge de Guiza

En su época La Esfinge de Guiza estaba pintada en vivos colores, su cabeza y cuerpo estaban pintadas de color rojo, mientras el nemes que cubría su cabeza tenía rayas amarillas y azules. A pesar de que hoy en día no conserva su total originalidad, ver este león con cabeza humana, extendido en medio del desierto, con las Pirámides a sus espaldas es espectacular. Este maravilloso monumento es capaz de retroceder a cualquiera 5000 años en la historia y convertirlo todo en piedra y cielo.La Esfinge de Guiza

En La Esfinge de Guiza no se ha encontrado ninguna inscripción que la identifique con su constructor, por los tanto este es uno más de los misterios y enigmas sobre este gran monumento.   Sobre ella hay muchas teoría, mitos y legendas, la verdad está en algún lado, mientras la estatua sorprende a sus visitantes. Lo que si se conoce es que en frente de la estatua se construyó un templo, más tarde uno más hacia el norte justo al lado del monumento. Estos dos templo servían como lugares de ofrendas a La Estatua de Guiza, los antiguos egipcios hacían ofrendas a la “imagen viviente”.La Esfinge de Guiza

Si observamos a la estatua en la cara, nos damos cuenta que esta no tiene nariz. Existen muchas teorías sobre la desaparición de su nariz, algunos echan culpa a las prácticas de tiro que realizaban las tropas napoleónicas, la cabeza de la estatua les servía como el blanco, otros creen que con el tiempo, los cambios climáticos han provocado la erosión de la roca. En todo caso, estar al lado de La Esfinge de Guiza y observarla es una experiencia única e inolvidable.

Deja una respuesta

Captcha *