Granada

granada

La Alhambra de Granada y Sierra Nevada desde el Mirador de San Nicolás

Granada es una de esas ciudades mágicas a las que uno no puede dejar de ir, al menos una vez en la vida. Granada tiene un pasado histórico envidiable: por ella han pasado íberos, cuyos restos más antiguos encontrados datan del siglo VII a.C., cartagineses y especialmente musulmanes, los que dejaron las huellas más visibles en la actualidad… No en vano fue la capital del Reino Nazarí de Granada entre los siglos XIII y XV, y no volvió a manos castellanas hasta que fue tomada por los Reyes Católicos en 1492.

granada

Patio de Los Leones, interior de la Alhambra de Granada

Por ello, hablar de Granada es sinónimo de hablar de la Alhambra (más información aquí), complejo palaciego y fortaleza que servía de alojamiento al monarca y su corte durante el Reino nazarí de Granada. Sin duda alguna, una visita a la ciudad no será completa si no visitamos la Alhambra, una de las maravillas nacionales y uno de los monumentos más visitados de toda España. Las visitas se pueden realizar de diferentes formas: únicamente los jardines que comprenden el monumento de la Alcazaba, Partal y Generalife, o todo ello y además los Palacios Nazaríes (absolutamente recomendables). Es recomendable reservar la entrada previamente por internet, y aunque cualquier época del año es buena para visitar la Alhambra de Granada, la primavera es ideal para disfrutar tanto de sus hermosos jardines y como admirar las panorámicas de Sierra Nevada teñida de blanco.

granada

Atardecer sobre el Albaicin y la Alhambra

Después de visitar la Alhambra de Granada, es imprescindible ver los barrios más bonitos de Granada: el Albaycín y el Sacromonte. Los barrios del Albaycín y el Sacromonte son dos barrios históricos de Granada cuya visita es obligada. El Albaycín está situado en una colina frente a la Alhambra y es uno de los barrios más típicos de Granada. Ofrece numerosos aljibes, casas árabes, y calles muy estrechas desde donde se puede disfrutar de unas impresionantes vistas a la Alhambra. El Sacromonte es famoso por sus cuevas, sus zambras gitanas, o sus espectáculos de flamenco. En ambos barrios se tapea estupendamente, además de contar con unos atardeceres muy bonitos que se pueden disfrutar desde el mirador más famoso de toda la provincia de Granada: El Mirador de San Nicolás.

granada

Interior de la Catedral de Granada

Tras visitar el monumento y los barrios más famosos de Granada, hay otros complejos arquitectónicos en la ciudad que también gozan de un alto interés: La Catedral de Granada, construida donde estaba la mezquita Mayor, y con un grandioso interior diáfano que cuenta con varias capillas; La Capilla Real se encuentra anexa a la Catedral, donde se halla el sarcófago en el que reposan los restos de los Reyes Católicos; el Monasterio de los Jerónimos, primer monasterio que se construyó en Granada tras la conquista de la ciudad por los cristianos; la Plaza Nueva, el Callejón del Darro, o la Cartuja de Granada.

granada

Pendulo de Foulcault en el Parque de las Ciencias de Granada

Tampoco puedes perderte el Parque de las Ciencias de Granada. El movimiento de la tierra, el ADN, o el principio de Arquímedes son algunos puntos que dejarán de tener secretos para el visitante en el Parque. Podremos introducirnos en un caleidoscopio gigante, sentir la fuerza del viento, experimentar con electricidad, jugar con sonidos… todo con el fin de acceder a las ciencias de forma práctica y didáctica. La Sala Explora para los más pequeños, el Planetario o el Mariposario completan la visita.

granada

Parque García Lorca

Si te gustan los parques, aprovechando su cercanía al Parque de las Ciencias, el más famoso de Granada es el Parque García Lorca, en cuyo interior esta la casa del Poeta granadino Federico García Lorca. Es un parque pequeñito, con un pequeño lago con patos y ranas. Y hablando de parajes naturales, otra visita imprescindible, tanto si te gusta esquiar como si no, es Sierra Nevada, la estación más meridional de Europa, con un clima excelente para practicar el deporte o simplemente disfrutar de un agradable paseo por la montaña. Aún cuando hay poca nieve y es temporada baja acercarse a esta cima, coronada por los picos Mulhacén y Veleta, merece la pena.

granada

Piononos, el dulce más emblemático de Granada

Por último, si viajas a Granada no puedes dejar de disfrutar de la gastronomía granadina, que puede resumirse en tres puntos principales: los famosos “piononos”, el magnífico té de cualquiera de las tetería de la zona de Calle Elvira; y, sobre todo, las tapas: Salmorejo, patatas a lo pobre, pescaíto frito, migas, embutidos, quesos, pinchos de carne… Hasta paellas en miniatura puedes encontrar de tapa. Es recomendable buscar los establecimientos más típicos y con tradición en la ciudad, como “La Bella y la Bestia” o cualquiera de los bares de la Calle Navas.

Deja una respuesta

Captcha *