Dubrovnik

dubrovnik

Vista aérea de la bahía de Dubrovnik y su fortaleza

Dubrovnik es una ciudad con industria turística propia. Tan impresionante como el cristalino azul del mar que lo rodea, el antiguo centro de la República Independiente de Ragusa atrae miles de visitantes durante todo el año. Cuando un extranjero piensa en Croacia, piensa en las orgullosas fortificaciones prístinas de Dubrovnik en conjunto sobre un fondo azul, en sus playas paradisíacas. Las portadas de folletos de viajes necesitan poco retoques. Dubrovnik tiene la crema de los hoteles de cinco estrellas de Croacia y atrae a las celebridades más notables. Con la apertura del teleférico al Monte Srđ y continuando la charla de un campo de golf, Dubrovnik se está expandiendo más allá de los lugares de interés del casco antiguo.

dubrovnik

Calle Stradun

Casi todo lo que vale la pena ver en Dubrovnik se centra en el casco antiguo. Para obtener la mejor vista del mismo, así como del Adriático azul lamiendo las rocas de abajo y extendiéndose en el horizonte, se recomienda un paseo por las murallas de Dubrovnik, a ser posible utilizando las adio-guías que están disponibles en la entrada principal en el interior de la puerta de Pile, a la izquierda. Tras el paseo por las murallas, date una vuelta por el interior de este anillo de fortificaciones del siglo XV en que consiste Dubrovnik, en la pequeña media milla cuadrada de reluciente espacio medieval dividido en dos por los 300 metros de largo de Stradun, la calle principal de la ciudad donde se aglutinan la mayoría de comercios y donde los pregoneros invitan a los turistas a los famosos restaurantes de la contigua calle Prijeko.

dubrovnik

Plaza de Luza

En Luža, la plaza principal o plaza mayor de Dubrovnik, se encuentra la conocida torre del reloj (por desgracia, una moderna reconstrucción del original, 1444), usada como observatorio astronómico desde su creación; la Columna de Orlando, donde se leyeron todas las declaraciones estatales; la más pequeña de las fuentes de Onofrio y una estatua del dramaturgo Shakespeare, instalada en 2008. Parece ser que el escritor inglés gusta mucho en Dubrovnik, porque el puente levadizo de la Fortaleza de Lovrijenac se utiliza para representar producciones de clásicos de Shakespeare durante el Festival de Verano de Duborvnik.

dubrovnik

Torre del Reloj

En frente de la torre del reloj, la Iglesia barroca de San Blas (abierto de 8 am a mediodía, 4-6pm diario), el nombre de la protectora de Dubrovnik a través de los siglos de comercio, el tormento y el turismo, fue reconstruida después del terremoto de 1667. En el interior, el altar, con una estatua del santo, es el principal atractivo. Las vidrieras son una adición moderna. Al otro lado de San Blas, las plazas adyacentes de Gundulićeva poljana y Buniceva poljana están ocupadas día y noche. Los puestos de mercado cubren el pavimento por la mañana, a modo de entretenimiento para los comensales y bebedores de café en las terrazas cercanas; y por la noche los bares están en marcha después del anochecer.

dubrovnik

Playa a las afueras de la muralla

En el otro extremo de Stradun, la calle principal de Dubrovnik, se encuentra la Gran Fuente de Onofrio, menos adornada de lo que estaba antes del terremoto de 1667. Detrás de ella está la iglesia de los franciscanos y, en las inmediaciones de la misma, el monasterio franciscano, adornado con bellos claustros y que alberga lo que se afirma que es la farmacia más antigua del mundo, así como un museo de objetos religiosos. Finalmente, Dubrovnik cuenta también con numerosas playas. Paseando por el puerto antiguo, a lo largo de las rocas que bordean la muralla, se encuentran las playas utilizadas por los bañistas y submarinistas. La más popular la de Buža, por sus bares, sus piedras planas para tomar el sol.

Deja una respuesta

Captcha *