Catedral de San Basilio

Catedral de San Basilio

La Catedral de San Basilo , Moscú

Envuelta entre las baldosas de la majestuosa Plaza Roja, en medio del corazón de Moscú, como su fuera sacada de un postal, deslumbra con sus colores la Catedral de San Basilio, el símbolo de la capital de Rusia. Una composición de arquitecturas, que no dejan descansar la mirada, es un monumento religioso que fascina. Siempre rodeado por turistas, dispuesta a revelar la historia de los zares rusos, mostrando sus cúpulas en forma de bulbo. La Catedral de San Basilio es una de la imágenes más conocidas de Moscú, declarada Patrimonio de la Humanidad , desde 1990.

Catedral de San Basilo

Las famosas cúpulas de la catedral

El primero encuentro deja mucho que desear, la Catedral de San Basilio provoca emociones difíciles de explicar, no es de extrañar que muchos visitantes se sientan en las escaleras para admirarla por un buen rato. Observar los colores de su fachada y sus cúpulas como se combinan a la perfección, es un espectáculo muy digno de ver. Cada cúpula tiene su propio mito y leyenda, cada rincón de la Catedral de San Basilio oculta un secreto. Para muchos este templo ortodoxo es una de las arquitecturas, más complejas y más bellas del mundo.

Catedral de San Basilo

La majestuosa decoración de la fachada y las cúpulas

Para conocerla de verdad, es necesario volver muchos siglos atrás, exactamente en la época de los zares Rusos. El zar Iván el Terrible,  el primer zar de Rusia, sin duda, fue uno de los personajes históricos más importantes de este país, gracias a sus deseos, Moscú es una ciudad orgullosa por tener la preciosa Catedral de San Basilio en sus manos. El zar Iván el Terrible quiso conmemorar la conquista de su rival, Kanato de Kazán, su deseo fue construir un templo en medio del corazón de la capital. Y así fue,  la construcción de la catedral se realizó entre 1555 y 1561 ,exactamente como el zar había ordenado. Varios años más tarde el segundo zar de Rusia ordeno que se construyera una capilla por encima de la tumba de San Basilio Bendito, es la razón por la cual se empezó a llamar la Catedral de San Basilio.

Catedral de San Basilo

La primera imagen del interior

Por cada zar que ganaba una batalla en un día santo, la Catedral de San Basilio se enriquecía con una nueva capilla. Este templo está compuesto por nueve capillas independientes, dedicadas a las grandes batallas de los zares rusos, una torre central las une y las convierte en un único templo. El arquitecto que fue encargado para el diseño de la Catedral de San Basilio, fue Póstink Yakovlev. La leyenda dice que el zar Iván el Terrible se quedó tan maravillado de los resultados, que decidió quítale los ojos para nunca más pudiera crear algo parecido. Otra leyenda dice que, Napoleón Bonaparte  quedó tan impresionado por la catedral que se la quiso llevar a París.

Catedral de San Basilo

Los pasillos del interior

Sea como sea, la Catedral de San Basilio es una de las más bonitas de Europa y del mundo entero. No es la primera catedral de Moscú, pero si es la más interesante. Viendo desde fuera su belleza y esplendor nos invitan a conocerla por dentro, oír más leyendas y descubrir más secretos.

Si por fuera es impresionante, por dentro es una obra de arte tallada en oro que te dejara sin aliento por unos momentos. Las paredes cubiertas de frescos que parecen vivos, con pinceladas maravillosas, portales y altares dorados, decorados hasta el último detalle, iluminan un ambiente mágico. Y si echas una mirada hacia arriba, te perderás en su techo de dos niveles, entre las miradas que echan los zares rusos, que eternamente vivirán en las pinturas del templo.

Catedral de San Basilo

La capilla central

La capilla central de la Catedral de San Basilio, es un auténtico tesoro, sería una de las razones por las que está rodeado por las otras capillas, cubierta completamente de oro, son imágenes que simplemente descolocan, y justamente son aquellas que nunca se olvidan.

Deja una respuesta

Captcha *