Castillo de Chambord

Castillo de Chambord

El Castillo de Chambord es uno de los mejores ejemplos de la arquitectura renacentista francesa. Se encuentra en el Valle de Loria, donde existen muchos más catillos, pero este destaca por ser el más grande de la región, así mismo uno de los más grandes de Francia. Al plantarse delante de él y observar los numerosos elementos y detalles de su arquitectura es espectacular. Es una mezcla de las tradicionales formas de la época medieval, decorado con esculturas clásicas italianas, es una de las construcciones antiguas más bellas el mundo.Castillo de Chambord

El Valle de Loria es un lugar mundialmente conocido por el número de castillos que alberga, aquí también se construyó el Castillo de Chambord. La construcción tuvo lugar entre el año 1519 y 1544, por la orden del rey François I, que deseaba tener un enorme castillo en medio del bosque, para que de esta manera el y su corte pudieran salir de caza cuando quisieran. Pero por desgracia, como sucede con la mayoría de las grandes obras, el rey no vivió suficiente como para disfrutar de su castillo completamente terminado.

El primer diseño del Castillo de Chambord fue hecho por Domenico da Cortono, pero durante los años de su construcción el diseño original cambió varias veces. Algunas fuentes confirman  que Leonardo da Vinci fue invitado por el rey François I y participo con su gran talento en la creación del diseño original del castillo.Castillo de Chambord

Para que esta maravilla pudiera convertirse en una realidad fueron necesarios más de 1800 trabajadores y más de veinte años de trabajo. El Castillo de Chambord cuenta con 400 habitaciones, 282 chimeneas, 365 ventanas, 800 capiteles esculpidos  y 65 escaleras, una de ella muy famosa por tener la etiqueta de ser una creación de Leonardo da Vinci.

Está situado en medio del corazón de un enorme parque que alberga una gran reserva de caza, además está rodeado por una muralla de 13 kilómetros de longitud, lo que le convierte en el mayor espacio forestal amurallado de Europa.Castillo de Chambord

El Castillo de Chambord es un edificio grandioso y muy elegante, está compuesto por un torreón central con cuatro torres y un recinto. El torreón con su terraza permite que cualquiera de los visitantes pueda disfrutar de las maravillosas vistas del  Parque Patrimonial  Nacional de Chambord. Los visitantes que desean pasear por  el parque pueden recorrer los senderos señalizados. También existe la opción de recorrer el parque en alguna de las carrozas de caballos que salen de las caballerías.Castillo de Chambord

Uno se queda fascinado por los detalles de su exterior como la infinidad de tragaluces, las chimeneas, los capiteles y las flechas y pináculos producen una sensación única e irrepetible. Al cruzar sus puertas se respira un ambiente tranquilo y a la vez vacío, debido a la inmensidad del edificio.

En el interior, como la mayoría de los castillos de Francia, el Castillo de Chambord también alberga números obras de arte. Por las paredes del edificio están colgadas piezas de gran valor artístico, como los trabajos inmortales de Moliere el “Monsieur de Pourceaugnac” y “Le bourgeus Gentillhome”.Castillo de Chambord

Uno de los elementos más famosos del interior del Castillo de Chambord es la famosa escalera de doble hélice que es una verdadera proeza arquitectónica, es una construcción muy ingeniosa, permitía que dos personas bajaran y subieran las escaleras sin necesidad de  cruzarse.

Margarita de Navarra vivió en este castillo y le encantaba, pero siempre se quejaba de su complejidad, ya que en muchas ocasiones ella se perdía por el catillo, y esto no es nada extraño, el Catillo de Chambord es considerado como un gran laberinto. Para que a los visitantes no lo suceda lo mismo, dentro del edificio existen algunos señalamientos.Castillo de Chambord

Deja una respuesta

Captcha *