Basílica de San Pedro

Basílica de San Pedro

Basílica de San Pedro

La Basílica de San Pedro es la iglesia católica más grande del mundo. Este templo católico está situado en la Ciudad del Vaticano, en la Plaza de San Pedro en el corazón de Roma. Es el edificio religioso más importante del catolicismo, en su interior acoge a la Santa Sede y es el lugar donde el Papa celebra las liturgias más importantes. La Basílica de San Pedro , como parte de la Ciudad del Vaticano es considerada como Patrimonio de la Humanidad, en ella se esconden secretos y riquezas guardadas durante generaciones, que la convierten en uno de los edificios más visitados de Italia.

Basílica de San Pedro

La nave central de la Basílica de San Pedro

La Basílica de San Pedro abarca una superficie de 2,3 hectáreas, tiene 193 metro de longitud y 41 metros de altura que le permiten acoger más de 20.000 personas. Su construcción comenzó en el año 1506 sobre una antigua basílica constantiniana que databa del siglo IV. En ella trabajaron unos de los arquitectos más renombrados de la historia, como Miguel Ángel, Donato Bramante o Bernini. Existen cuatro basílicas mayores del mundo, las cuatro están situadas en Roma, la Basílica de San Pedro es una de ellas. Destaca por ser la más grande, pero también por su arquitectura, sus elementos decorativos, sus monumentos y la presencia del arte en cada una de sus esquinas.

Basílica de San Pedro

El Altar Papal

La fachada principal de la Basílica de San Pedro se caracteriza por sus dimensiones gigantescas y sus columnas que enmarcan la entrada y el Balcón de las Bendiciones. Fue construida por el arquitecto Carlo Madareno, que ha creado una gran obra de arte. Está repleta de estatuas que representan a San Pedro. La basílica cuenta con seis campanas y un precioso pórtico situado entre los cinco arcos del fachada donde se encuentran las cinco entradas de la basílica, adornadas con obras creadas por los mejores maestros de la historia.

La Cúpula de la Basílica de San Pedro es la cúpula más grande del mundo, se eleva a una altura total de 136 metros desde el suelo hasta la parte superior de la cruz externa. En el interior la cúpula se presentan inscripciones en latín, una de ella dice “Tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia. A ti te daré las llaves del reino de los cielos.”

Basílica de San Pedro

El Altar Mayor

Sin ninguna duda entrar en la Basílica de San Pedro es una de las mejores experiencias en Roma. Su nave central impacta con sus suelos de mármol, su enorme bóveda de cañón,  sus diez mil metros cuadrados de mosaicos y en el fondo deslumbra su Altar Mayor. Es conocido como la Cátedra de San Pedro, contiene una silla de la época paleocristiana, la misma que utilizaba San Pedro. Debajo de la cúpula se encuentra el Altar Papal, con su monumental baldaquino de San Pedro, sostenido por cuatro columnas hechas de bronce extraído del Panteón. En los pilares de la cúpula se pueden observar cuatro estatuas que observan eternamente el altar. La Girola es el corazón de la Basílica De San Pedro, se  trata de todo el espacio que rodea el Altar Papal, esta conservada tal como la había diseñado Miguel Ángel, rodeada por las tumbas de varios papas. Entre la Girola y el Presbiterio se encuentra el Órgano de la basílica, construido por Tamburini en 1962.

Basílica de San Pedro

La cúpula en el interior de la Basílica de San Pedro

La Basílica de San Pedro en total cuenta con 43 altares y 11 capillas, donde se guardan obras de arte muy valiosas. Junto al Altar Papal  se sitúan unas escaleras que dan acceso a las Grutas Vaticanas, una iglesia subterránea de tres naves que se utilizó para el enterramiento de muchos papas, aquí es donde se encuentran la tumbas de San Pedro, Pablo II, Benedicto XV, Urbano IV y Juan Pablo I.

Basílica de San Pedro

Las Grutas Vativanas

Deja una respuesta

Captcha *